×

Motagua, más que un club, una familia llena de locos, apasionados, talentosos y comprometidos con la causa

El Ciclón levantó su Copa 18 en la Liga Nacional y lo hizo remando en contra de todo. Digno ganador del torneo Clausura

Motagua, más que un club, una familia llena de locos, apasionados, talentosos y comprometidos con la causa

Marlon Licona, guardameta titular del Motagua en la obtención de la Copa 18 para las águilas, me dijo al culminar el partido final contra el Real España en el Olímpico: "Este equipo no solo es eso, es una familia, hermano. Aquí nos apoyamos todos y yo lo sentí porque cuando me equivoqué, todos estuvieron para respaldarme y eso solo sucede en una familia".

Juan Bertani, el preparador físico de los azules, le confesó a Rely Maradiaga lo que le dijo a sus jugadores en el descanso del partido del domingo en San Pedro Sula: "Han comido mucha mier... en el torneo y no van a querer seguir haciéndolo". Una frase loca, digno de un tipo apasionado como el argentino y que sin duda caló en cada jugador de los azules.

La locura en Motagua es un estado de normalidad. Evidencian locura en todo lo que hacen. Desde su mascota, Pecho, que viajó a San Pedro Sula con el disfraz en la mano sin saber que podría ingresar a la cancha, hasta su entrenador, Hernán Tota Medina, que al salir expulsado del campo se fue a terminar de ver el partido en las gradas al lado de su afición y no en un palco.

En Motagua todos están locos, pero de amor por su equipo. Estaban obsesionados por ganar la Copa 18 y no les importó nada. Nunca se arrugaron en ningún momento a pesar de los mil obstáculos que tuvieron que enfrentar. Mostraron firmeza, unidad, personalidad y muchos de esos que ponen las gallinas.

Te puede interesar: Motagua renueva dos piezas claves para Tota Medina y trabaja en rescindir contrato de otros jugadores

Un equipo ganador...

Con todos esos elementos es más fácil triunfar y ni se diga si se suma todo el talento que tiene este equipo de la Tota Medina, que sacó lo mejor en la etapa final del campeonato. Aparecieron las figuras que necesitaban para conquistar un nuevo título.

No se escondieron, al contrario, mostraron su mejor versión y hablo de tipos como Walter Martínez, Juan Delgado, Iván López, Ángel Tejeda, Roberto Moreira (goleador), Denil Maldonado, Jessé Moncada, Marcelo Pereira, Marcelo Santos, entre otros.

Aunque esta historia hermosa, que terminó con la Copa 18 y una vuelta olímpica más para Motagua, la escribieron todos. Hasta esos locos y apasionados desbordados que van a la grada a desgarrarse las gargantas y sufrir como nadie, por su amado Ciclón. Ellos también son importantes, por el apoyo incondicional y por poner el pecho y todo lo que puedan por su equipo.

A esta familia solo queda felicitarla por una estrella más y que seguramente alardearán de ella con justa razón. Motagua es el campeón del fútbol hondureño tras dejar en el camino al vecino de la capital en semifinales y doblegar a un Real España, que parecía invencible, pero que para los del Nido, quedó claro que no hay imposibles.

Te puede interesar: ¿Rely es motagüense? La coincidencia del periodista de Televicentro que sorprende a los hinchas azules

SIGUE LEYENDO
 

¿TE ANOTAS?