×

La Concacaf debe cuidar el espectáculo... con buenos arbitrajes

Olimpia fue perjudicado por el arbitraje del mexicano Marco Ortiz en el juego contra Municipal en Guatemala que empataron en la ida de la Liga Concacaf

La Concacaf debe cuidar el espectáculo... con buenos arbitrajes La opinión de Marvin Ávila. - Imagen: Deportes TVC.

Las personas que estamos en el fútbol, si somos mesurados y sensatos tenemos que estar conscientes del axioma que el árbitro te va a perjudicar en unas ocasiones y favorecer en otras, es una mal-llamada ley del fútbol.

Pero existe una enorme diferencia entre un error arbitral y un arbitraje tendencioso, mal intencionado y premeditado.

Es precisamente lo que le pasó al Olimpia este jueves 18 de agosto en Guatemala, cuando enfrentó al Municipal en partido por los octavos de la Concacaf League.

A ver, es aceptable que un árbitro se equivoque en una decisión, por mucho que los aficionados de un equipo duela, el error humano es parte del fútbol, que la brecha debe ser cada vez menor, pero no se podrá erradicar en su totalidad.

Pero lo que hizo el mexicano Marco Ortiz es inaceptable. Nunca en mi vida miré un equipo tirar tantas patadas como el Municipal al Olimpia. El juego se le fue de las manos al réferi mexicano, no es posible que los hondureños acabaran con dos jugadores expulsados y la misma cantidad de amonestados.

Nunca pudo controlar la parte disciplinaria, quizás los jugadores tampoco contribuyeron, pero si hubiera puesto un freno desde el inicio la historia pudo haber sido otra.

Olimpia fue mejor que su rival en su propia casa, pero tuvo que bregar contra las malas decisiones del nazareno mexicano. Ortiz tuvo decisiones claras como la rigurosa expulsión de Bengtson, el penal riguroso del Municipal y otras jugadas que apremiaron el juego.

Pero lo más peligroso es la tendencia del árbitro, la balanza a favor de uno en todas las decisiones 'pequeñas' del juego como faltas y otras que se dan en el entremedio del juego, porque eso lo convierte en un juego con favoritismos.

Olimpia tuvo que apelar a su casta, pero muchas veces no es suficiente. Si bien es cierto, siempre estaré a favor del respeto en el fútbol, entiendo bien a Pedro Troglio su enojo en la conferencia de prensa.

Yo no soy quien para defender a Olimpia, además que no lo necesita, dentro de la cancha es autosuficiente. Pero sí tengo que alzar mi voz para que la Concacaf cuide los espectáculos, no solo por lo sucedido con Municipal y Olimpia, sino por el desarrollo del fútbol en la región.

La Concacaf debe cuidar el espectáculo y la mejor forma de hacerlo es con buenos arbitrajes, eso le trae mayor fluidez y dinamismo del juego. Esto demuestra el bajo nivel del arbitraje en el área, siempre existirán errores, pero lo que se debe evitar es como lo que pasó con Ortiz en Guatemala.

Olimpia ha sido afectado y beneficiado por las fallas arbitrales. Naturalmente como el equipo que es, siempre será resaltado cualquier situación a su alrededor ya sea buena o mala, pero siempre ha tenido la altura para aceptar todo con caballerosidad y hombría.

Ahora bien, Olimpia como equipo grande debe pasar página, olvidarse de todo lo que pasó y plantar cara, hacer frente, dejar los dimes y diretes y preparar su partido de vuelta, que lo que más queremos es que se eviten situaciones como la que sucedió en la previa en el entorno de este partido.

Los jugadores y cuerpo técnico debe llamar a la calma. En estos tiempos donde se ventila violencia por todos lados, debemos evitarlo y hacer un llamamiento para vivir esto con la pureza que el juego nos llama para hacer.

Mi conclusión y petición, como aficionado al fútbol y canal de comunicación con la afición, es que hay que cuidar el espectáculo, sancionar si hay que sancionar a quienes cometan este tipo de acciones. Hagámoslo por la integridad del juego.

VER: El sueño cumplido de un jornalero que dividió... o unió a un país entero

SIGUE LEYENDO
 

¿TE ANOTAS?